miércoles, 7 de noviembre de 2012


EL BANCO MALO. (Parte 1)
Por CSL

Fecha: Cualquier día del 2º Trimestre del año 2.012.
Lugar: Indeterminado.
Asistentes: Lista confidencial.

(Fragmento extraído del acta de la reunión)

… Tras la lectura del correspondiente “Orden del día”, el Sr. Rojo cede la palabra al Sr. Azul, que pasa a exponer el Informe “Situación de la Banca en España. Activos Inmobiliarios”.

Señores, lamento tener que comunicarles que el informe muestra una situación que debo calificar como “muy preocupante”. Tienen a su disposición el texto detallado, pero les paso a resumir los puntos más reseñables:

  • El mercado inmobiliario sigue, como saben, a la baja. Esta tendencia es fácilmente asimilada por los futuros compradores que, o bien intentan forzar mucho los descuentos, o bien esperan a que los precios sigan bajando más.

  • El número de embargos (que afortunadamente sigue en ascenso) está provocando un importante incremento en la oferta de inmuebles que, obvia decir, también ayuda a la bajada de precios.

  • Los pisos de precios bajos, orientados a un mercado muy castigado por la crisis y al que hemos cortado el “grifo” de las hipotecas, es un sector que, según informes de nuestras inmobiliarias, está costando mucho esfuerzo “colocar”.

  • El mercado de viviendas de gamas medias y altas, aunque lejos de resultar boyante, sigue dando los beneficios esperados. El partir de tasaciones sobredimensionadas hace que, aunque apliquemos descuentos del 30 o 40 %, sigan siendo rentables.

  • Los gastos de mantenimiento de los inmuebles, tal y como concretamos en anteriores reuniones, los hemos limitado a su mínima expresión (no se realizan reparaciones ni consideradas básicas) pero hay ciertas partidas como impuestos, gastos de comunidad, expulsiones de ocupas, etc., que empiezan a ser significativas.

  • Los impagos previstos de Promotoras y Constructoras también van a aumentar el número de inmuebles, en muchos casos inacabados. La recuperación de esos activos como viviendas acabadas es un costo que no vamos a asumir, así que pasaran a engrosas las cifras de activos de difícil venta.

De todas maneras – prosiguió el Sr. Azul – no todo está perdido. A continuación, el Sr. Verde va a comentarnos una posible salida.



Las soluciones pasan por las siguientes propuestas de actuación:
  • La venta, de forma casi inmediata a un solo comprador, de todas las viviendas acabadas que consideremos como activos tóxicos, es decir, las que no estamos consiguiendo vender con los márgenes de beneficio previsto. El precio medio debería situarse en torno al 54% sobre el valor de mercado que, como aun está por encima del precio real, nos permite conseguir beneficios. Además, nos evitamos todos los gastos de mantenimiento, que pasaran a ser “problema” del mencionado comprador.

  • El compromiso, por parte de ese comprador, de “congelar” durante 15 o 20 años la salida al mercado de esos inmuebles. De esta forma, al reducir drásticamente el número de viviendas ofertadas, controlaríamos mucho mejor el precio de la demanda, frenando su caída.

  • Incluiríamos en esa venta, también, la importante cantidad de promociones e inmuebles inacabados. Sería un verdadero éxito si consiguiésemos un precio de compra del 63% sobre el valor de mercado, ya que la mayoría requieren de importantes inversiones para terminarlas.

  • Otro problema, el suelo. Ahí podríamos permitirnos realizarle descuentos a ese comprador de hasta un 73%, ya que el valor actual del mismo es, prácticamente, cero.

  • Y por último, pero no menos importante, si ese comprador fuese algún tipo de entidad dependiente del Estado, nos garantizaríamos futuras “intervenciones” si, a pesar de las estimaciones de importantísimas pérdidas a corto y medio plazo que puede sufrir, existiera alguna posibilidad de negocio.
Cuando se silenciaron los aplausos, el Sr. Naranja comentó:

Pero señores... ¿de verdad piensan que unos gobernantes, por muy ineptos que pudiesen ser, aceptarían semejante propuesta?

Nota: Este texto se debe a la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas y/o entidades empresariales es... ¿pura coincidencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario